Venezuela llevará a la Corte Penal Internacional a involucrados en despojo de oro en Banco de Inglaterra

La vicepresidenta ejecutiva de la República, Delcy Rodríguez, informó este martes que el próximo jueves 28 de mayo, el Gobierno Bolivariano asumirá una audiencia en los tribunales ingleses sobre una demanda introducida el 14 de mayo por el Banco Central de Venezuela (BCV) contra el Banco de Inglaterra, por la retención ilegal de reservas de oro valoradas en aproximadamente mil millones de dólares.

En compañía del canciller Jorge Arreaza y otras autoridades del Estado venezolano, la Vicepresidenta expuso un recuento cronológico del caso y la participación de la organización criminal que lidera el diputado opositor Juan Guaidó.

Explicó que la demanda ante los tribunales ingleses se introdujo luego de múltiples gestiones para el retorno de esas reservas internacionales realizadas por el BCV, en su condición de cliente según el contrato suscrito en 2008 con el Banco de Inglaterra para que sirviera como depositario de parte del oro venezolano.

La Vicepresidenta Ejecutiva dijo que espera se cumpla con la Ley de Inmunidad Soberana sobre las Reservas Internacionales y demás leyes que rigen los mercados financieros internacionales.

Extendió además una alerta a todos los países que tienen sus reservas internacionales en custodia del Banco de Inglaterra, porque en “cualquier momento este Banco decide desconocerlos como clientes para quedarse con su oro”.

Recordó que recientemente el canciller Arreaza entregó una nota de protesta al Encargado de Negocios del Reino Unido en Venezuela, por la creación en el Ministerio de Relaciones Exteriores de ese país de una “Oficina para la Reconstrucción de Venezuela”.

La alta funcionaria comparó el caso del oro venezolano con el robo que el Gobierno de Estados Unidos hiciera de las reservas de Libia en 2011, cuando la nación africana fue despojada de 30 mil millones de dólares.

Agregó que algo parecido hubiese ocurrido en Venezuela si hubiese sido exitosa la incursión mercenaria del 3 de mayo, por cuanto el contrato suscrito por el diputado Juan Guaidó con la empresa estadounidense Silvercorp establecía que los invasores se quedaran con 14% de todo lo que encontraran en los ataques programados contra instituciones públicas y empresas privadas.

La vicepresidenta Rodríguez también informó que el presidente Nicolás Maduro solicitó que en paralelo se inicie una investigación del caso del oro venezolano en los órganos judiciales nacionales y que también sea llevado ante la Corte Penal Internacional, donde ya reposa una remisión por crímenes de lesa humanidad contra las medidas coercitivas unilaterales impuestas por el Gobierno de Estados Unidos.

“Ejerceremos todas las acciones que correspondan para la defensa de las reservas internacionales de Venezuela”, concluyó.